REINO DE LAS TINIEBLAS
 
Movimiento Internacional Reyes y Sacerdotes de Dios
CRECIMIENTO ESPIRITUAL
CONEXIÓN CON EL MUNDO ESPIRITUAL
OCULTISMO Y ESPIRITISMO
MUNDO ESPIRITUAL
NOTICIAS
¿QUIEN ES DIOS?
DONES DEL ESPÍRITU SANTO
REINO DE LAS TINIEBLAS
REINOS ESPIRITUALES
SATANISMO
REINO DE LAS TINIEBLAS

imagen
REINO DE LAS TINIEBLAS

Existen cuatro pasajes básicos que enumeran un grupo de seres espirituales. Normalmente los creyentes le denominan por el nombre de demonios, y es comúnmente aceptado reconocer que existen diversos espíritus malignos con diferentes rangos. Por razones de facilidad los agruparemos bajo una sola categoría que denominaremos poderes malignos.

Las Escrituras bíblicas, revelan al respecto:

“Porque no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas, contra huestes de maldad en las regiones celestes”, (Efesios 6:12)

“Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para ÉL”,
(Colosenses 1:16).

“Y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz”, (Colosenses 2:15).

De estos pasajes, obtenemos una lista, que enumeramos a continuación, tratando de no ser repetitivos, y siguiendo el criterio establecido por la versión Reina Valera de 1960.

• Principados
• Potestades
• Gobernadores de las tinieblas
• Huestes espirituales de maldad
• Autoridades
• Poderes
• Señoríos
• Nombres
• Tronos
• Dominios

Es evidente que el reino de las tinieblas posee una jerarquía, en la cual los rangos superiores rigen o ejercen autoridad sobre los inferiores.

PODERES MALIGNOS
imagen
Hay tres grupos distintos en la enumeración bíblica de poderes. Uno que obedece principalmente a su característica básica: Demonios. Allí encontramos a los gobernadores de las tinieblas y las huestes espirituales de maldad. El segundo grupo más bien corresponde a los conceptos de autoridad y poder, y aglutina a los principados, potestades, autoridades, poderes, señoríos, dominios y tronos. Y, por ultimo encontramos un tercer concepto muy especial. Se trata de los “nombres”. Es evidente en la Biblia que los nombres ocupan un lugar muy importante, porque su significado provoca un efecto en el mundo espiritual. El ejemplo que nos ofrece el libro de Génesis cuando Dios cambia el nombre del patriarca de Abram a Abraham es sumamente ilustrado. Lo que no había pasado en veinticuatro años desde que la promesa había sido dada por Dios, vino a suceder en tan solo un año después del cambio del nombre.

En el Antiguo Testamento, los nombres de los hijos y aún de los lugares no se escogían al azar, o por moda, sino más bien por su significado, que habría de afectar la vida del que lo llevara. Aun en el día de hoy, es asombroso descubrir que a menudo las características de una persona corresponden al significado de su nombre.
PODERES MALIGNOS

• Principados. Son espíritus territoriales encargados de gobernar sobre naciones. Su labor consiste en afectar masivamente al mayor numero de gente. Operan en desgracias nacionales como terremotos, ciclones, suicidios masivos, intoxicaciones masivas, epidemias. Etc. Como ejemplo tenemos el Príncipe de Persia y el Príncipe de Grecia contra los cuales tiene que pelear el príncipe Miguel tras el ayuno del profeta Daniel ( Daniel 10:13).

• Potestades o poderes de las tinieblas. Sus espíritus comisionados, fuerza de maldad o brazos de poder satánicos a través de los cuales Satanás estimula, manipula, seduce y controla para desatar sobre ciertos sectores de la población un tipo específico de pecado. Aquí encontramos potestades de idolatría, de prostitución, de pobreza. Ahora bien, aquí hay que entender que no todos los pecados están gobernados por una potestad diferente conforme a su nombre, sino que se agrupan bajo el dominio de una potestad u hombre fuerte que es quien las controla. Por ejemplo: no hay una potestad de brujería, otra de hechicería y otra de adivinación; sino que la brujería es el poder demoniaco a través del cual Satanás controla, domina y manipula la voluntad del hombre. La potestad de brujería va a movilizar entonces los espíritus bajo su mando para controlar las vidas, moverá por ejemplos espíritus de hechicería, de mediumidad.

• Gobernadores de las tinieblas de este siglo. Esta categoría se encarga de los gobernantes y personas de influencia sobre la tierra, políticos, ministros y lideres religiosos, por eso es importante que se ore como le decía el apóstol Pablo a Timoteo, por los gobernadores y por todos los que están en eminencia.

Cuando pensamos en autoridades y estructuras de gobierno, tendemos a enfocar únicamente los niveles superiores. Pero, las estructuras de autoridad son mucho más extensas y estratificadas, tocando cada faceta de nuestra vida, Hay estructuras de autoridad a través de las que se gobierna todo, desde las cortes supremas hasta la persona que emite la patente de su perro. Además de autoridad para escuelas, negocios, iglesias, sindicatos, asociaciones, jardinerías, equipos deportivos y hasta familias.

• Huestes espirituales de maldad. Son legiones demoníacas asignadas por las potestades, que provocan a un pecado, se mueven en personas como brujas, narcotraficantes, Etc. que influencian y esclavizan a otros.

• TRONOS. Implican un Reino, que se ha manifestado de generación en generación y están sobre una o varias naciones. Cuando hablamos en lo natural del trono de Inglaterra, por ejemplo, podemos visualizarlo como un imperio conquistador dominante sobre todas las naciones que constituían sus colonias. En lo espiritual sucede lo mismo. Son reinos que gobiernan varios países. A Nabucodonosor, rey de Babilonia, Daniel le llama “rey de reyes”. La palabra, lo confirma diciendo: “Tu oh rey, eres rey de reyes, porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad”, (Daniel 2:37).

En la Escritura bíblicas, analizamos que Dios llama tanto a Satanás como a algunos demonios de alto nivel con nombre de reyes. Esto lo vemos en el libro de Isaías donde a Lucifer se le llama” rey de Tiro”; y en el de Daniel donde el Ángel Miguel pelea contra el príncipe de Persia.

• LOS DOMINIOS. Es como su nombre lo indica, es un poder, y como tal puede tener diversos alcances. espíritus vinculadores que tienen dominio en muchos reinos. Estos son los que están sobre las organizaciones mundiales como la ONU, la Comunidad Europea, la OPEP. Etc. O espíritus que dominan la sociedad en todo el mundo a través de religiones, filosofías como la Nueva Era, el humanismo, etc. También, sectas y sociedades secretas como la masonería, el nazismo y el neonazismos y otras.


• Espíritus malignos. Son espíritus que habitan en personas o lugares, como: casas y cementerios; Son también los que se impregnan en ídolos u objetos profanos.

Estos espíritus oscuros del mal no están interesados en las zonas geográficas, ni en el comunismo, sino en el individuo. Por lo tanto, ejercen su influencia sobre la conducta humana; Son fuerzas que atacan al individuo. Los espíritus tentadores fomentan el pecado y, si salen airosos llevan a las personas a yugos de esclavitud y maldiciones.

Hay ángeles guardianes asignados para cada persona. Es posible también que haya demonios asignados a cada uno de nosotros. Esto no debería alarmarnos, porque somos protegidos por el poder de Dios si hemos aceptado y obedecido a Jesús como Salvador.

Los espíritus malignos procuran ejercer su influencia sobre nuestra conducta. Somos tentados para hacer el mal por la presión del enemigo sobre nuestros pensamientos, actitudes, apetitos y voluntad. Pero note que es una influencia y no una causa. Flip Wilson tenia una rutina popular en la década de los sesenta llamada: ¡“El diablo me obligo hacerlo”! Esto pudiera ser buena comedia, pero no es verdad. La gente afirma ser impotente, pero no lo es. Por ejemplo, un cleptómano no roba cuando sabe que lo están vigilando.

ADORACIÓN A SATANAS E INVOCACIÓN A ESPIRITUS DEL MAL "DEMONIOS"

El satanismo teísta (también conocido como «satanismo espiritual» o «satanismo tradicional») es la adoración o veneración a Satán como a una deidad. Comprende varios puntos de vista y puede incluir una creencia en la magia que es manipulada a través de un ritual. También puede incluir el empleo de la meditación. Vemos la pasión de sus integrantes por agradar a su dios.

Como satanismo tradicional o satanismo teísta se trata a los tipos de satanismo que adoran a Satán como una entidad real y espiritual existente. Se diferencia del satanismo simbólico, ateísta ó eclesiástico, principalmente de la Iglesia de Satán de Anton LaVey.

ANTECEDENTES HISTORICOS

Las primeras manifestaciones del satanismo como tal se presentan en la época de la inquisición como respuesta a la gran represión social que se vivía en ese momento.

La gente comenzaba a reunirse en grupos secretos como manifestación reaccionaria en contra de la represión religiosa y como respuesta a los rigidos ritos religiosos católicos, comenzaron a realizar sus propias "misas" en donde se permitía llevar a cabo todo lo que la iglesia prohibia (fornicación de una doncella virgen como respuesta a la represión sexual, adoración a otros ídolos que no fueran cristo, el uso de reliquias o símbolos religiosos prohibidos, etc). Es tanto el símil con la religión católica tal que los Satánicos también tienen una "santisima Trinidad": Lucifer, Santanás y Belcebú haciendo alusión a la católica.

La legislación antibrujería, como la Ley Británica Antibrujería de 1735 (Witchcraft Act 1735), no revocada hasta 1951, reflejó un fuerte sentimiento público en contra de la brujería y del satanismo. La religión satánica comenzó en 1966 con la fundación de la Iglesia de Satán.

Los grupos modernos satánicos (aquellos que aparecieron después de los sesenta) son muy diversos, pero hay dos tendencias muy importantes que se pueden ver como satanismo tradicional o teísta y satanismo ateísta. Los satánicos teístas veneran a Satán como un dios supernatural. Por el contrario, los satánicos ateos se consideran a sí mismos ateos y veneran a Satán simplemente como un símbolo de los rasgos de algunos humanos. Esta categorización del satanismo (que puede ser categorizado de otras formas, por ejemplo «tradicional» contra «moderno») no ha sido adoptada necesariamente por los satánicos en sí, quienes generalmente no especificarían a qué tipo de satánicos están adheridos. Algunos satánicos creen en Dios en el sentido de Fuerza Motriz, pero al igual que los satánicos ateos, todavía se adoran a sí mismos, debido a la creencia teísta de que Dios no juega ningún papel en las vidas mortales.

Cada «tipo» de satánico normalmente se referirá a sí mismo solo como «satánico» (salvo los seguidores del satanismo laveyano que se considerarán «satanistas»).

ALGO QUE YA SE SABE ...

Tienen tiempos establecidos donde se reúnen "congresos" y tiempos de ayunos, su misión es "matar, hurtar y destruir", derrotar el cuerpo de Cristo, desanimar, hacer caer en pecado a pastores, ministros y lideres, enfriar la iglesia, enfermarla, dividirla.

Es necesario que la presencia de Dios descienda con poder en nuestras reuniones, que la guerra espiritual y la adoración se unan bajo un manto profético, donde escuchemos la voz de Dios y seamos guiados por el Espíritu Santo, para avanzar y hacer retroceder al enemigo.
" CORRIGE TU VIDA, PARA QUE SATANAS NO TE ESTE DANDO LA BIENVENIDA EN EL INFIERNO", TE LO ACONSEJO. ... DEJA QUE SEA DIOS EL SEÑOR Y REY DE TU VIDA.
imagen
imagen